# buscamos por palabras

La Imaginación en espacios sonoros llenos de sororidad y fantasías: LA RADIO


radio-solo 
Desde tiempos remotos y antiguos, la comunicación entre las personas es tan y tan necesaria para formular entre todos y todas una idea, un pensamiento individual y/o colectivo.
El transmitir mensajes entre un emisor y un receptor, donde el concepto primario de la comunicación, hoy se ha modificado.
Las herramientas con que contamos hoy en pleno siglo XXI son tan sonoras, tecnológicas y multimedia que el principio del “para qué” y el “cómo” comunicamos, muchas veces se ha perdido en algún megabyte, o puente de comunicación.
Los desafíos hoy por parte de la COMUNICACIÓN de alcanzar, de que el mensaje llegue al receptor en óptimas y genuinas circunstancias, parecería que se ha podido consolidar desde que vemos un hecho por la calle y desde tu teléfono celular o móvil puedes en ese mismo instante enviar y compartir ese hecho que has rescatado tanto en video como en foto. Hasta con audio puedes pasar el contenido de lo que en ese mismo lugar estés en la China o en África, y con una conexión vía Internet puedes llegar hasta los confines del mundo.
¿Sabemos de dónde provienen esos enlaces de comunicación? ¿Estarán para toda la eternidad disponible y a la mano de las personas que habitamos este planeta tierra?
Como comunicadora social y popular, dejo que la fantasía me queme reservada la realidad. Ya que hoy contamos con procesos informativos, culturales, y mediatizados que muchas veces no son totalmente independientes de sus proveedores y hacedores de esas herramientas.
Como desafío cotidiano, es necesario leer entre líneas cada noticia, cada nota en determinados periódicos y buscar por redes independientes sociales y comunitarias que nos detallan los hechos con la veracidad que así lo acredita y amerita.
Es loable, útil y necesario confiar en nuestras propias producciones, nuestros propios medios de comunicación, y es así que todos y todas somos, podemos y debemos ser ANTENAS, de toda la realidad que nos rodea y de cada suceso que nos personifique.
En un proceso donde el imaginar colectivo cuesta procesar y encontrar, la herramienta que nos pueda dar esa formación, ese sentido instintivo y mágico, a mi entender y proceder es la amable, antigua, y moderna RADIO. Las ondas sonoras, encuentran de su mano un proceso donde la imaginación, el ver escuchando y la creatividad se dan espacio para profundizar en cada persona que se anima a bucear por los espacios sonoros producidos por diferentes y millones de personas que hoy se encuentran en la red, en los espacios sonoros activando ese parte con sonidos patrimoniales y personales. Una nueva forma de comunicación se ha establecido a la par de utilizar las nuevas tecnologías que tenemos hoy a la mano, cotidianas.
Desde los comienzos de LA RADIO en sus procesos de radio aficionado, de radio de comunicación e información, desde el RADIO TEATRO, y desde ese mágico universo que en épocas sin Televisión muchos niños y niñas y personas adultas nos congregábamos a escuchar, y a imaginar.
En el proceso de poder de las comunicaciones, se hizo explícita la RADIO y su enorme poder de consenso en el EPISODIO de LA GUERRA DE DOS MUNDOS DE ORSON WELLS.
Podemos llorar, disfrutar, bailar, pensar, e imaginar con sólo escuchar LA RADIO.
Puede ser nuestra compañía en todo el día, en nuestros trabajos, en casa, en reuniones, puede y es fuente de reunión y comunicación, información y degustación. LA RADIO es”todo y toda.”
Desde que pisé un estudio de RADIO, me he investido de todo el arte e imaginación que en ese espacio puede contribuir a enajenar al más valentón o valentona y dar fuerza a la que tenga miedo de dar su voz , de expresar su pesar o su malestar, en la vida misma.
Muchas Mujeres en los encuentros que tuvimos y tenemos, en los talleres radiales y en el mismo programa de RADIO, lo común era decir: YO NO…NO PUEDO HABLAR…ME DA VERGÜENZA y hoy muchas de las que dijeron de esta boca no es mía, están hablando, produciendo y explotando los micrófonos con sus voces, sus sueños, sus deseos.
La RADIO tiene ese no sé qué que va más allá de lo que puede ofrecer una imagen.
Con ella y desde ella viajamos, nos sustanciamos con la realidad creando y activando los espacios sonoros. Desde las Mujeres y en trabajos grupales de género, ha servido para ir visibilizando los procesos y las luchas por los derechos de cada una, desde su propia vida y experiencia. El intercambio entre diferentes culturas, costumbres e informaciones damos a construir y “deconstruir” nuestros mandatos de féminas. La fuerza de la comunicación, ese poder mágico con el que podemos generar cambios a través de los sonidos y audios y que podemos grabar y difundir gracias a los soportes que existen hoy   en el espacio cibernético. Hoy se establecen comunicaciones vía skype, vía ustreamen , todas a favor de una mayor comunicación e intercambio presencial rompiendo las fronteras físicas y convencionales que hasta ahora , a la llegada de Internet nos superaban aislando a los lugares y personas de este planeta.
Con todo este material sonoro, con toda esta experiencia en poder de comunicar, acercar las distancias y quedar enredadas y enredados a través de esas redes internaúticas, es hora de que nos animemos más que nunca a usarlas, en pos de que en algún momento no las podamos tener o no nos sea posible su acceso. Por eso habrá que seguir en la lucha por un espacio sonoro libre, de negociar otras formas comerciales, compartiendo el Arte y la comunicación.
¡Ocupemos los espacios con nuestras voces, ocupando cada antena, cada espacio radial con y desde nuestras fuerzas! ¡Radios libres y comunitarias unidas y enredadas!
Aixa García
Bibliografias  / fuentes consultadas
Fuente :