# buscamos por palabras

Hoy, en el nuevo año 2012: Entraremos por la puerta de atrás


¡Cómo las redes y el internet puede ser una herramienta que signifique y dignifique el hecho de estar hoy en Argentina y de extrañar la programación de la televisión española después de 10 años de haber migrado, vivido, soñado, trabajado y caminado ese país.
 ¿Cómo puede una sola red acercar y romper fronteras con el solo hacer clic y poder degustar A LA CARTA, desde otro hemisferio, una singular y creativa forma de ver la realidad?
 ¡¿Cómo puede la magia del ser humano buscar y rebuscar entre lo ya conocido y encontrar nuevas y educativas formas creativas de generar otras miradas y nuevos desafíos por medio del diseño, imagen y sonido global?!
En la entrada de este año 2012, como mujer tengo el sentimiento que todavía hay que cambiar todo, pero el problema y el desafío es el ¿cómo? Eso se los dejo a cada persona. Por lo pronto, en este artículo de La Gaceta Independiente, les hago llegar el enlace de una producción que, optimizando los recursos de un país y de una televisión pública, son eco y ejemplo que cuando hay material y recursos, los creativos se arremangan y ahí salen las mejores creaciones que pueda tener y dejar el ser humano.
 Mientras tanto, para los que se tomen el tiempo de degustar este link, vamos a ir presentando a los creativos y al responsable directo del creador del texto.
 El autor de este cuento para Año nuevo Juan José Millas, de nacionalidad Valenciana, se fue creando a sí mismo escritor y periodista, como siempre digo, es un oficio el escribir y el ser creativo. Singular personaje que  se encuentra, en esta ocasión por medio de las redes de Internet.
 Al respecto, él tiene su propia opinión acerca del INTERNET: “Internet es un territorio fabuloso porque nada se respeta en él… Ya no podríamos imaginar la vida sin ese continente que nos abre a horizontes nuevos cada día… Cualquier día de estos, entro yo mismo en el artículo de Wikipedia donde se da cuenta de mi biografía y pongo que me he retirado a una isla griega para quitarme de en medio. Y sin dejar de estar aquí, en alguna dimensión de la realidad me encontraré frente al mar, retirado del tabaco, de la bebida, del deseo, retirado de mí”
 Cuando comienzas a ver la producción, diseñada y creada por los creativos de TVE, comienzas a experimentar realmente en tu propio interior cerebral, seas hombre o mujer, que realmente como personas, dejamos de vivir y de querer entrar por las puertas de atrás de todas las realidades.
 ¿De cuántas miradas disponemos hoy en lo que concierne a nosotros mismos? ¿Cuántas ocasiones tenemos de elegir lo que queremos ver y ser? Preguntas para poder dar, tal vez, muchas respuestas o decir MUTIS POR EL FORO.
 En los siglos que nos han tocado estudiar y a hasta algunos vivir (ya que para los que tenemos hoy 43 años y más, ya hemos vivido medio siglo XX y ahora el siglo XXI). ¿Podemos recontar? ¿Y memorizar? ¿Traer a esa puerta cerebral todos y cada uno de los acontecimientos mundiales y personales que nos ha tocado vivir, escuchar y registrar por nuestra mirada?
 En lo personal, puedo convencer a mi cerebro de no querer seguir viendo cada día, cotidianamente la basura que nos rodea, la violenta actuación de cada uno de los personajes con los que lidias tanto en el transporte cuando vas a trabajar, la violencia social que experimentas en las faltas que todavía hoy, siendo siglo XXI, a pesar de tanta tecnología que corre por el mundo, ves por las calles de nuestra América. Cuando te tienes que atender en la sanidad pública o si tienes la posibilidad de tener una obra social sindical, sin ser prepaga, puedes morir en el intento de querer atenderte en condiciones higiénicas y dignas, por lo menos en el cono provincial de Buenos Aires, Argentina.
 Por la puerta de atrás, en este 2012, he entrado y estoy ahora. La verdad es que no quiero dejar de ver lo que me toca y es real. Hay muchas formas y miradas que pueden dejar de querer recorrer una carretera, una ruta alejada de lo que es el progreso convertido en autopista, sin casas, ni campos, ni la singular mirada de los que habitantes que ven a un coche que transita por sus tierras de las que en algún tiempo memorioso fueron dueños, que cosechaban para poder sostener a sus familias y hoy, grandes potentados lucrando sobre la necesidad de seguir abasteciendo a esas familias, convencen y plantan y rigen el mercado poblando la siembra de soja que alimentará los biocombustibles de países europeos.
 La puerta de atrás, no es sólo un sueño, es una REALIDAD.
 ¿Y vos? ¿De qué lado de la puerta estás?
fuente